Noticias del Mundial 2014

España cambia de ciclo: ¿cómo será la Roja del futuro?

David Martinez

Holanda nos sentenció y Chile nos ejecutó. Tras el suplicio del encuentro ante Australia, España tendrá que reinventarse.

sergio-ramos Ramos, el eslabón entre generaciones

“Fue bonito mientras duró” publica hoy la portada del diario AS, en línea con el “The End” que aparece en Marca. Hay consenso a la hora de hablar del fin de un ciclo para España, motivado por las anunciadas despedidas de dos pilares como Xavi Hernández y David Villa, la más que probable de Xabi Alonso, Torres, Casillas o Reina y, sobre todo, la pésima imagen mostrada en los dos encuentros del Mundial de Brasil: si Holanda nos empujó al patíbulo, la Chile de Alexis Sánchez actuó de verdugo. El intranscendente partido ante Australia podría servir, por ejemplo, para ver qué futbolistas serán los líderes de la Roja en la Eurocopa 2016.

Es tiempo de reflexión en el seno de la Real Federación Española de Fútbol y de análisis en el cuerpo técnico que dirige Vicente del Bosque, renovado hasta la gran cita de Francia 2016. El seleccionador español, que se encontró con un equipo hecho por Luis Aragonés, debería gestionar ahora la transición hacia una nueva España, para tratar de dejar una herencia tan productiva como la que él recogió tras la Eurocopa de Austria y Suiza. La mala noticia para él es que la mayoría de los pilares de la Roja del tiki-taka dicen adiós tras la debacle de Brasil. La buena, que España tiene la mejor cantera del mundo.

Los que se van

Carles Puyol fue el primero de los héroes de esta Roja de leyenda que dio un paso al lado. El ex capitán del Barça fue pieza clave en el Mundial 2010 y participó de la clasificación para el de Brasil, pero ya se perdió la Eurocopa de 2012 y tampoco se ha recuperado a tiempo para este Mundial. Colgó las botas en junio y enseñó el camino a varios de sus compañeros. El primero en anunciar que no seguiría con España después del Mundial fue David Villa, el máximo goleador de la historia de la selección. El Guaje tendrá un retiro dorado en la Major League Soccer, igual que Xavi Hernández lo tendrá posiblemente en Qatar.

El cerebro de la selección y del Barça no ha hecho pública su decisión, pero la prensa ha dado por hecho que no seguirá vistiendo la camiseta con la estrella. Tampoco ha trascendido la decisión de Iker Casillas (33 años), que tenía claro que quería seguir antes de empezar el Mundial, pero que tras su desastrosa actuación en Brasil podría dejar paso a los más jóvenes. Reina (31 años), tercer portero en las últimas citas, también podría haber cerrado un ciclo con España. De los tres guardametas que ha llevado España a Brasil, sólo David De Gea (23 años) tiene el 100% de posibilidades de seguir. De hecho, más de uno cree que le ha llegado la hora de recoger el testigo de Iker.

La defensa será la línea que sufra menos cambios de cara a la Eurocopa 2016, ya que tanto los laterales titulares como los centrales y sus recambios no llegan a los 30 años. Azpilicueta (24) y Alba (25), siempre que ofrezcan su mejor versión -en Brasil han estado horribles-, tienen la posición bastante asegurada. Albiol (28) y Piqué (27) todavía tienen margen y Javi Martínez (25) está llamado a ser uno de los líderes de la nueva Roja. Por lo que respecta a Sergio Ramos (28), por internacionalidades y por experiencia, está llamado a recoger la capitanía de Iker Casillas y a hacer de eslabón entre la generación actual y la que viene por detrás. Arbeloa (31), que ya ni siquiera ha ido a Brasil, y Juanfran (29), podrían haber puesto punto y final también a su carrera internacional.

La zona más dramática para España, por lo que ha representado durante estos años, es el centro del campo. A la baja semi-anunciada de Xavi Hernández (34) se sumará, casi con total seguridad, la de Xabi Alonso (32). De esa medular que dirigía los partidos a su antojo hace cuatro años sólo sobrevivirán Sergio Busquets (25), otro de los líderes del mañana, y Andrés Iniesta (30), que es el único titular de España en el Mundial que se marcha con un aprobado. La inoperancia de Fàbregas (27) en el Barça se ha trasladado a la selección, aunque por edad todavía tiene cuerda para rato. La continuidad de Cazorla (29) y David Silva (28) debería depender de las alternativas y del tipo de juego que busque España en el futuro. Por lo que respecta a Mata (26), es complejo entender por qué dispone de tan pocos minutos en la Roja, así que su figura debería crecer en el futuro. Si hablamos de liderazgo para el centro del campo emerge la imponente figura de Koke (22), que se desfondó en la media parte que jugó ante Chile y demostró que no le pesa liderar al equipo con la estrella en el pecho.

En ataque, a la baja de Villa se unirá posiblemente la de Fernando Torres, más por lógica que por voluntad del delantero del Chelsea, que no tiene pensado dejar la selección. Torres no está ni se le espera. Pedro (26) sólo debería volver a ser internacional si se parece al Pedro de las tres primeras temporadas en el Barça, y no al de las tres últimas. Y Diego Costa (25) debería tener una segunda oportunidad en otra gran cita para, al menos, confirmar si desentona tanto como parece. Llorente (29) y Negredo (28), los grandes olvidados de Del Bosque para el Mundial 2014, podrían tener también una nueva oportunidad en función de su rendimiento.

Los que vienen

Alberto Moreno (21 años), Marc Bartra (23), Íñigo Martínez (23) y Dani Carvajal (22), que ya han debutado con España, garantizan el recambio para la zona defensiva. Además, Nacho Fernández (Real Madrid, 24), Juan Bernat (Valencia, 21) y Mario Gaspar (Villarreal, 23), han mejorado mucho en las últimas temporadas y están llamando a la puerta de la Roja.

España también encontrará nuevos futbolistas de mucho nivel para su medular. Thiago Alcántara (23) debería haber estado en Brasil si no hubiera sido por la lesión y, si Del Bosque hubiera aplicado la meritocracia, a su lado habría aparecido Ander Iturraspe (25). El madridista Isco (22), el rojiblanco Sául Ñíguez (19), el realista Rubén Pardo (21) e incluso el azulgrana Sergi Roberto (21), si mantienen su progresión, deberían dejar pronto la sub-21 para dar el salto a la absoluta. Para las bandas, Deulofeu (20), Muniain (21) y Jesé (21) pisan fuerte, mientras que para la posición de ‘9’ los mejor colocados para relevar a los futbolistas actuales son Álvaro Morata (21) o Paco Alcácer (20). Entre estos futbolistas, más las apariciones puntuales de otros menos “esperados”, Del Bosque debería construir la España del futuro.

El cambio de ciclo es inevitable. El futuro, esperanzador.

Escribe tu comentario »