Noticias del Mundial 2014

Brasil 2014: El Mundial de los brazos cruzados

Arnau Espinach

El nuevo estilo de presentación de los jugadores estrenado en la Copa del Mundo, en el que se giraban hacia cámara y cruzaban los brazos, no dejó indiferente a nadie.

brazos Varios ejemplos del ya mítico cruce de brazos

Quedará en la memoria el 1 a 7 de Alemania, el hecho de que la die mannschaft se convirtiera en la primera selección europea en ganar un Mundial en América del Sur, el récord goleador histórico de Klose, la explosión de James Rodríguez, la oportunidad perdida de Leo Messi de ganar una Copa del Mundo, el hundimiento absoluto de la Roja, el listón propio superado por Costa Rica, Colombia, Grecia, y Argelia, y muchos hechos más, pero, sobretodo, Brasil 2014 será recordado por una postura: la de los brazos cruzados.

Y es que en este campeonato se estrenaba una nueva modalidad de presentar los onces titulares de cada partido, la cual ya no se limitaba a mostrar una imagen del rostro de los jugadores, sino que éstos aparecían de cintura para arriba girándose hacia cámara, y haciendo tan defensivo movimiento con sus extremidades superiores. No obstante, por repetición, este gesto generaba una sensación entre kitsch y bizarra, provocando una especie de éxito popular por motivos no deseados entre aficionados y medios de comunicación de todo el mundo que remarcaron la extrañeza de esta presentación. Uno de ellos fueron la revista francesa So Foot, quienes preguntaron a un experto en sinergología el posible motivo de adoptar este gesto para todos los futbolistas, señalando éste la pretensión de “utilizar una posición de autoridad (…) intentar transmitir seguridad en uno mismo, estabilidad”.

Por contra, y como bien señala otra página web gala, Slate, en un divertido artículo (traducido en este enlace), la falta de uniformidad en la coordinación de movimientos de los fubolistas acababa dando forma a un crisol un punto caótico de cruzadas de brazos (desde los que los cruzaban demasiado rápido a los que lo hacían demasiado lento y casi no se veía terminar su movimiento en pantalla, pasando por los que variaban el lugar y posición en que ponían las manos, los que mostraban tensión, los que transmitían tranquilidad, etc.), pero, a su vez, revelaba indirectamente las diferentes personalidades de cada jugador.

Veremos, pues, si, como ocurrirá con el spray para los lanzamientos de falta, en los próximos compromisos internacionales se repiten estas presentaciones, o incluso las adopta la UEFA.

(fuente imagen: Slate)

Escribe tu comentario »