Noticias del Mundial 2014

Alemania 1 – Argentina 0: Tetracampeona con sufrimiento

Arnau Espinach

La die mannschaft consiguió imponerse a la selección albiceleste en una final igualada y de nivel decreciente pero hermosa en su primera mitad.

campeona Alemania, en lo más alto

Sufriendo y a falta de ocho minutos para llegar a la tanda de penaltis, pero finalmente Alemania, que ya era el equipo más brillante y regular del Mundial de Brasil, fue con toda justicia la campeona del torneo (su cuarto título ya, y el primero que un equipo europeo consigue en América del Sur) tras imponerse por la mínima a la, paradójicamente, mejor Argentina vista en el campeonato, sin llevar la iniciativa pero cohesionada y peligrosa en sus contadas llegadas al área rival.

Ya en la primera parte se fraguó un duelo equilibrado, cada uno con sus armas, puesto que la die mannschaft presionó arriba y dominó el juego, pero sin avasallar a su rival ni generar demasiadas ocasiones de claro peligro, mientras, por contra, la selección albiceleste se limitaba a esperar atrás, pero se defendía con solidez y se mostraba poderosamente vertical al contraataque (en este sentido, el conjunto germano, inseguro después de las primeras ocasiones argentinas, acusó la ausencia a último minuto de Sami Khedira por lesionarse en el calentamiento), sobretodo a través de un Leo Messi revivido respecto a sus pésimas actuaciones recientes, siendo un quebradero de cabeza para Mats Hummels y Benedikt Höwedes cada vez que le llegaba un balón (en uno de sus desbordes por la banda derecha acabó sirviendo un balón que se quedó muerto en el área de Manuel Neuer -min. 40-), y a un inconstante pero eléctrico Ezequiel Lavezzi.

Los sudamericanos rozaron el gol en un balón mal retrasado de Toni Kroos que dejó solo a Gonzalo Higuaín frente a Manuel Neuer, fallando garrafalmente el delantero del Nápoles en su disparo (posteriormente, al Pipa le sería anulado correctamente un gol por fuera de juego -min. 29-), mientras los europeos pudieron dar un mazazo psicológico al borde del descanso a los hombres de Sabella en un remate de cabeza de Höwedes que se estrelló en el palo derecho de la portería de Sergio Romero (min. 45 + 1).

En el descanso, Sabella sorprendió haciendo entrar a Sergio Agüero por Lavezzi, y, nada más empezar el segundo tiempo, Messi volvió a perdonar para su equipo tras recibir un balón en profundidad, y salir su disparo demasiado cruzado (min. 46). Fue la última intervención de peligro del crack del FC Barcelona (de quien se rumorea que en esta jugada quedó tocado nuevamente de su problemático bíceps femoral) de lo que restaba de encuentro. La inseguridad de Alemania se acentuó, con muchas imprecisiones a la hora de buscar profundidad a sus ataques, mientras Argentina estaba cada vez más cómoda, y Neuer pudo cometer penalti en una salida contundente a un balón largo enviado a Higuaín, quien fue arrollado por el meta alemán (min. 57).

Durante la última media hora de encuentro, el cansancio de ambos conjuntos hizo mella en el espectáculo, bajando asimismo el nivel de intensidad y tensión, si bien la emoción permaneció. El equipo germano seguía desenfocado, mientras la albiceleste no generaba peligro pero no sufría, y, con pocas ocasiones de peligro más (todas ellas alemanas), el partido se fue a la prorroga.

En el tiempo extra, Alemania siguió siendo la dominadora (Schürrle, que sustituyó a un conmocionado Christoph Kramer en la primera mitad, dispuso de una gran ocasión en el inicio de la prórroga -min. 91-), pero fue Argentina quien dispuso de la mejor oportunidad cuando Rodrigo Palacio, quien entró por Higuaín en el segundo tiempo, recibió un balón alto, y, solo ante Neuer, realizó una vaselina defectuosa (min. 99). Cuando empezaba a dar la sensación de que el encuentro se decidiría en la tanda de penaltis, Schürrle envió un balón aéreo desde la izquierda al área, y Mario Götze, que había reemplazado a un trabajador Miroslav Klose en la segunda parte, marcó un gol fantástico bajando el balón con el pecho, y rematándolo sin dejarlo botar (min. 112). Argentina ya no supo reaccionar, y, el mejor equipo del torneo acabó alzando la copa.

(fuente imagen: FIFA (Getty images))

Escribe tu comentario »